La Yeguada J.F. Miño se encuentra ubicada en la Vega Baja del Segura, y localizada en la turística localidad mediterránea de Torrevieja (Alicante). Está regentada por D. José Bermúdez, quien comenzara su andadura en la cría del caballo Pura Raza Española a principios de los años noventa.

En su origen, la yeguada adquirió a distintos ganaderos, yeguas y sementales de muy diversas procedencias en cuanto a hierros, orígenes y morfología, sin una idea y objetivo claro de hacia donde encaminar la cría de sus productos. Es a partir del año 1998, después de haber adquirido el primer animal con el hierro de José Luis de la Escalera, cuando de verdad podemos decir que nace la Yeguada J.F. Miño tal y como la conocemos hoy en día.

Todo el ganado que había pasado por la yeguada, entre los que se encontraban animales de extraordinarios orígenes y calidad, de los cuales se iría desprendiendo, ayudó a José Bermúdez a fijarse un objetivo y forjar un ideal del animal que deseaba criar. Y el prototipo de caballo que mejor lo representa para él, era el criado por la familia “Escalera”.

Debido a ello, especialmente a partir del año 2000, no se puede hablar de la Yeguada J.F.Miño sin hacer referencias constantes y directas a su estirpe nuclear y hierro madre, el de don José Luis de la Escalera. De hecho, desde ese año, todos los ejemplares de la ganadería son de este hierro, o ya con el hierro de la casa, habiéndose utilizado en este tiempo, también, el semental Elegido XXIII, con el hierro de doña Mª. Fernanda de la Escalera, hermana de José Luis, y por lo tanto de la misma procedencia que el resto de ejemplares.

De tal forma que, hoy por hoy, de don José Bermúdez, no sólo se puede decir que ha tiene una punta de yeguas y sementales del mismo hierro, sino que, sobre todo, ha adquirido historia, genética, conocimiento, legado familiar, tradición ganadera, etc... De esta manera, ha conseguido además "tiempo", porque valiéndose de el camino que le viene marcado por la importante tradición ganadera de una de las estirpes más destacadas y más antigua de España, probado de forma documental, va perfilando y moldeando el caballo que todo ganadero sueña criar algún día.

El talante del ganadero, es el de una persona ambiciosa que quiere criar lo mejor, pero además, y quizá lo más importante, es que se trata de una persona humilde. Lo suficientemente humilde como para tratar de ser el más fiel de los discípulos del maestro ganadero don José Luis de la Escalera. Esto le convierte en el alumno más aventajado de aquéllos cuantos aman y crían el caballo de esta estirpe básica del PRE, lo que, a su vez, unido a una mentalidad netamente empresarial, como se entiende la empresa moderna, le hace ser un ganadero con una gran proyección de futuro.

En lo que se refiere a concursos morfológicos, fue en el concurso morfológico de Torrepacheco del año 2000, cuando se oyó hablar por primera vez de la Yeguada J.F. Miño, por el exitoso resultado que en dicho evento obtuvo. Al conseguir la Medalla de Oro en la sección 3ª con la potra de dos años de nombre Tejedora (del hierro de don Francisco Vañó). A partir de ahí, todo fue una escalada hacia el éxito. Precisamente en Sicab 2000 ("si quieres ser grande, tienes que triunfar en Sevilla"), fue la gran sorpresa del concurso, logrando dos medallas de oro, con BARQUERA XVIII e ISLERA XXVI, y cuyo resultado refrendaría en 2001 con JOYERA X y en 2002 con Gorriona XX.

Posteriormente, vendrían mas medallas, incluidas ya medallas para animales con el hierro de la casa, teniendo como Premio Especial al trabajo realizado durante una década, la Medalla de Oro obtenida por la Cobra de Cinco Yeguas en SICAB 2009, compuesta por Faraona JF, Galana JF, Golosa JF, Harriera JF, Hortelana JF.